Wingsuits: El sueño de volar

Si bien es cierto que a principios del siglo XX los hermanos Wright cumplieron su gran sueño de volar, dejaron cierta desazón a quienes creían que el verdadero objetivo estaba en deslizarse por los aires tan solo utilizando el cuerpo, no en una maquina. Pocas veces el hombre ha estado tan cerca de convertirse en un auténtico pájaro, de volar sin la necesidad de un equipo más allá de sus extremidades y un traje que le permita desplegar la trazada. Hoy en día gracias al Wingsuit lo único que hace falta para cumplir ese sueño es tener el coraje de saltar!

 

Un deporte de aventura extremo que permite al deportista lazarse al aire desde un avión o peñasco y volar literalmente tan solo utilizando las alas de un traje aerodinámico. Patrick Gayardon, presento en 1997 el primer Wingsuits confiable, fue el primero en proponer un diseño aerodinámico para las alas de este traje e incorporar una membrana aerodinámica entre las piernas. Este deportista realizó varios saltos, uno de los cuales, lamentablemente, lo llevó a su muerte por causa de un error en las cuerdas que estaba usando. Los trajes Wingsuits consiguen a través de la posición del cuerpo elevar y arrastrar el cuerpo a nuestro antojo, pudiendo variar incluso la velocidad, además de la trazada. Existen multitud de posiciones que con el tiempo se han perfeccionado, desde cambiar el torso a la flexión de los hombros, las caderas o las rodillas.

 

Basado en tres conceptos: salida, vuelo y aterrizaje, la salida depende del medio. Si se sale de un avión es más complicado. Dependen de la orientación de la aeronave o el flujo del aire al salir, por lo que requiere de técnicas avanzadas de paracaidismo. El vuelo más común y extendido con los Wingsuits (actualmente también conocidos como Murciélagos) se hace a través de helicópteros, globos o cimas. En este caso la ausencia de viento que encontramos en un avión obliga a variar la salida, en este caso se utiliza una caída vertical usando la fuerza de gravedad para acelerar y generar velocidad para que el traje pueda convertir en un ascenso como se ve en el video.

Si desean practicar este deporte, les comento que será mejor que vayan acumulando sus 200 horas de saltos en paracaídas, requisito indispensable para asegurar una buena experiencia en el manejo del equipo.
Aquí les dejo un par de videos más de este deporte …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.