Una historia verdadera sobre la reencarnación

Un niño de Altos del Golán, territorio disputado entre Siria e Israel, despertó la curiosidad de todo el mundo, pues a sus tres años, este muchacho despierto y desarrollado, ya sabe hablar bien y expresar claramente sus pensamientos; sin embargo, no es por su gran inteligencia que dejo en shock a todos, sino las cosas que contó a su familia, lo que les dijo hizo que sus padres cayeran anonadados; pues resultó que el niño recuerda con gran claridad su vida pasada; el era la reencarnación de una persona que fue asesinada, e inclusive recuerda las circunstancias de la muerte de la persona que fue el en su anterior vida.

reencarnacion

Los padres a menudo no le daban mucha importancia a lo que el hijo les contaba, el niño era atormentado por una misma visión, la cual le mostraba una horrible pelea que finalizaba con un hachazo en la cabeza, pero al pasar el tiempo y la convicción con la que el niño narraba su historia, que el padre y la madre decidieron compartir esta noticia con el consejo de la aldea.

Quizá te pueda interesar: 25 imágenes de cómo no tomarte una foto de verano

Cuando los representantes de la etnia drusos israelí que viven en la región, escucharon la narración del niño, quedaron impactados; pues los drusos creen en la reencarnación del alma; según sus creencias, marcas de nacimiento indican las circunstancias de la muerte en la vida anterior; y el niño nació con una mancha característica, de forma alargada en la cabeza, y este hecho ayudó a los adultos a creer en esta increíble historia.

Un grupo de residentes locales liderados por los ancianos, queriendo comprobar la historia del niño, se dirigieron a la aldea señalada por él; estando allí, el niño fue capaz de identificar la casa donde vivió en su vida pasada y recordar el nombre del hombre que fue en su vida pasada; para sorpresa de todos, la persona nombrada realmente vivió en ese lugar y desapareció hacía cuatro años atrás.

Pero la historia no queda ahí, el niño también fue capaz de recordar el nombre del asesino y se dirigió directamente a su casa; al encontrarlo le dijo “Recuerdo como tú me mataste, tuvimos una pelea, y me golpeaste con un hacha”; el asesino se puso blanco como el papel, pero se declaró inocente.

Después de eso el niño señaló el lugar de la sepultura del cuerpo en un montón de piedras, en el lugar descubrieron los restos de un hombre con una herida en el cráneo; la mortal herida se hallaba en el mismo lugar donde el niño tenía la marca de nacimiento; y en ese mismo lugar también encontraron el hacha.

Quizá te pueda interesar: 15 Fotografías que tienen una sorpresa oculta

Ante tal evidencia, el asesino admitió su culpabilidad; y desde ese entonces, al niño le cesaron los tormentos de los recuerdos de su vida pasada.

Este hecho es considerado por muchos como prueba de la transmigración del alma después de la muerte; la sorprendente historia se vio reflejada más tarde en el aclamado libro del terapeuta alemán Trutz Hardo “Los niños que vivieron antes: Reencarnación hoy en día”.

¿Qué opinas de la historia? ¿Realmente crees en la reencarnación?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.