Multimillonario de Hong Kong ofrece $128 millones a quien conquiste a su hija lesbiana

 

Así es la historia, un multimillonario hongkonés quiere tener nietos, pero su única hija es lesbiana y no quiere saber nada de hombres. Es por eso que el multimillonario no se le ocurrió mejor idea (otra vez) de ofrecer 128 millones de dólares a quién conquiste a su hija. No es la primera vez que el multimillonario hace esta propuesta, en el 2012 ofreció 65 millones de dólares a quién enamorase a su hija, se presentaron 20 mil personas, pero todos fracasaron. Ahora,  cifra aumentó, al ver que sus esperanzas bajan, pero al parecer la hija no tienen ningún interés por los hombres. Chao (el multimillonario) ha recibido el rechazo de todas las organizaciones pro homosexuales como era de esperarse, pero asegura que no tiene nada contra ellos, simplemente le gustaría tener un nieto. Gigi (la hija lesbiana) dice que no le importa cuanto dinero ofrezca su padre, ella no se va casar casar con nadie.

multimillonario-chino

Paga 65 millones de dólares a hombre que conquiste a su hija lesbiana

El dueño de un imperio  ha decidido ofrecer 65 millones de dólares estadounidenses a aquel hombre de buen corazón que se case con su hija Gigi y logre quitarle el gusto por las mujeres, ya que la particularidad del caso es que Gigi es lesbiana y habría contraído matrimonio con otra mujer a principios de este año.

El magnate hongkones llamado Cecil Chao no encuentra consuelo. “No me importa mucho si es rico o pobre. Para mí lo más importante es que sea generoso, amable y tenga buen corazón“, explica el padre desconsolado. “Gigi es una mujer muy buena con talento y guapa. Se consagra a sus padres y es muy generosa“, añadió Chao.

Chao, es un don juan hongkones, en una ocasión hizo publico que había mantenido relaciones intimas con mas de 1.000 mujeres. Este padre desconsolado busca desesperadamente un novio para su hermosa hija y desmiente categóricamente que Gigi se casara en el extranjero y asegura que su hija continua soltera.

En Hong Kong, la homosexualidad fue despenalizada en 1991, pero los matrimonios entre personas del mismo sexo aún no están reconocidos.