La cucaracha más grande del mundo

 

La cucaracha más grande del mundo es nativa de Australia, su nombre científico es Macropanesthia rhinoceros, pueden llegar a vivir hasta 10 años y llegan a pesar unos 35 gramos en edad adulta.

cucaracha-1

Pero no teman si es que tienen planeado viajar a Australia, estas cucarachas son difíciles de encontrar ya que dedican el mayor tiempo de sus vidas a cavar madrigueras de hasta un metro de profundidad, por esta razón se les conoce comúnmente como “Cucaracha Gigante de Madriguera“.

Algunos insectos que se comen en otros países

 

Como muchos saben en otros países existen insectos que se comen y es de lo más común. Aquí en la Selva Peruana no es raro comer un tipo de gusano llamo Suri, hasta hay muchos bares en la costa de Lima que los usan para preparar bebidas alcohólicas. Pero bueno  a continuación les mostramos algunos otros insectos que se consumen en otros países, entre ellos están las cigarras, avispas, escorpiones, etc.

insectos-comida-01

insectos-comida-14

insectos-comida-13

insectos-comida-12

insectos-comida-11

insectos-comida-10

insectos-comida-09

insectos-comida-08

insectos-comida-07

insectos-comida-06

insectos-comida-05

insectos-comida-04

insectos-comida-03

insectos-comida-02

Gracias a Flickr descubren una nueva especie de insecto

Guek Hock Ping hace fotografías de insectos en las selvas de Malasia y las sube a Flickr. En Mayo del 2011 a miles de kilómetros de allí,  Shaun Winterton (reconocido entomólogo del departamento de Agricultura y Alimentación de California) revisa sus fotos y  encuentra algo muy interesante, un tipo de crisopa que le resulta extrañamente llamativa.

Las crisopas son una clase de insecto que Winterton conoce muy bien, con alas largas y cuerpo estilizado, pero hay algo en el patrón de las alas que le llama la atención, lineas negras y manchas azules? … envió la fotografía a varios colegas para confirmar sus sospechas. “Ellos tampoco la habían visto nunca”, asegura. “Y me di cuenta de que se trataba de algo nuevo”.

Winterton envió un correo electrónico al autor de las fotos, el fotógrafo malasio Guek Hock Ping, que cuenta con decenas de fotos de insectos en su set de Flickr. El fotógrafo le contó que había visto el insecto en una de sus expediciones por las selvas de Malasia y que después simplemente lo vio irse volando.

Sin un espécimen que analizar no había manera de saber si realmente se trataba de una especie nueva, Winterton estaba decepcionado. Pero un año después, recibió un correo electrónico de Guek Hock Ping, donde le cuenta que había regresado a la región y había encontrado un ejemplar de crisopa con el mismo patrón en las alas. Y no solo eso, lo había capturado y lo tenía en un frasco. Winterton recuerda que el fotógrafo le dijo: “lo tengo en la mesa de la cocina, ¿qué hago?”.

Y desde ese punto comenzó el proceso científico. Hock Ping envió el ejemplar a Steve Brooks, entomólogo del Museo de Historia Natural de Londres quien confirmó que se trataba de una especie nueva. El nombre de la nueva especie es Semachrysa jade, en homenaje a la hija de Winterton llamada Jade. La moraleja de la historia, como bien recalca Adam Cole en NPR, es el potencial que presentan este tipo de investigaciones en internet, ya que hay decenas de miles de fotografías de especies subidas en las redes sociales.

Algunos equipos de biólogos escrutan las redes sociales como Flickr en busca de valiosa información. Los miembros de College of the Atlantic, por ejemplo, rastrean fotografías que los navegantes hacen a las colas de ballenas para identificar la localización de ejemplares concretos, a los que reconocen por la forma de la cola. En octubre de 2010, por ejemplo, identificaron los movimientos de la “ballena número 1363” desde Brasil a Madagascar, en un viaje 9.800 kilómetros y todo gracias a las fotografías de los aficionados.

Vía: NPR