El Miharashi No Oka hill ofrece a sus visitantes  una vista de esplendor panorámico del océano. Sin embargo, no es el mar por lo que vienen la gente a Hitachinaka, sino una pequeña ciudad en la costa este de Japón. Es el Hitachi Seaside Park, devastada por el tsunami en el 2011, pero ahora restaurada de una forma extraña, pero gloriosa.

El Hitachi Seaside Park no es grande, cubre solo 3.5 hectáreas, todavía con flores que dibujan a las personas en todo el Ibaraki. El parque es conocido por sus  amplias extensiones de flores azules.