El primer encendedor fue producido en 1826 por un químico alemán llamado Johan Wolfgang Döbereiner. Mientras que los fósforos no fueron inventados hasta 1827.

La lámpara de Döbereiner, como fue llamado, era un cartucho llenado con hidrogeno y activado por un catalizador de platino, muy peligroso en realidad. Sin embargo los encendedores no comenzaron a tener popularidad sino hasta que Zippo comenzó a producirlos en masa en modelos más prácticos en 1930.

Los fósforos no fueron inventados hasta 1827. En ese año un químico inglés llamado John Walker hizo cerillos con palillos largos con una combinación de sulfato de amonio, clorato de potasio, goma y almidón al final. Llamó a sus invento “The congreves”.

Vía: xeouradio