5 Pinturas clásicas que guardan un secreto

El pentimento es un proceso en el que un artista, dando los toques de acabado a su pintura, de pronto cambia de opinión en cuanto al diseño inicial y empieza a modificarlo un poco; estas transformaciones han sido bastante frecuentes a lo largo de la historia del arte, pero detectarlos a simple vista no es una tarea fácil; para esto se requiere del uso de un aparato de rayos X.

PINTOR-ERNEST-DESCALS

Lo más común es que el pentimento solo sea un cambio de algunos detalles sin importancia, pero a veces el significado completo de la pintura cambia totalmente; como lo que podrás ver en estas 5 pinturas clásicas.

Quizá te pueda interesar: 10 formas ingeniosas de usar las bolsas de gel de sílice

Ballena en la obra “La escena en la orilla” de Hendrik van Anthonissen

En el momento en que esta obra de arte llegó al museo, el especialista que hizo la reconstrucción de la imagen, se preguntó por qué en la orilla de mar se había reunido tanta gente, si aparentemente, no había nada de interés allí; pero luego descubrió que la pintura originalmente representaba una ballena varada en la playa, pero que fue eliminada del diseño final, recubierta por capas de pintura; muchos creen que la ballena original fue probablemente repintada por razones puramente estéticas, quizás al nuevo propietario de la pintura no le gustaría colgar en su casa la imagen de una ballena muerta.

1

Figura oculta en la obra “Viejo con guitarra” de Pablo Picasso

En la actualidad las obras de Picasso son mundialmente conocidas, pero hubo muchos años en los que el artista no gozaba de ningún beneficio; precisamente en esas años, en aras de ahorrar materiales, el artista reutilizaba viejos lienzos para sus nuevas obras; esto fue lo que le sucedió a la obra “Viejo con guitarra”; luego de un examen exhaustivo se hizo evidente el contorno de otra figura; los rayos X confirmaron que se trataba de la imagen de una mujer con el niño en una campiña rural.

2

3

La misteriosa desaparición del rey de Roma en “El retrato de Jacques Marquet, Barón de Monbretón de Norvins” de Jean-Auguste-Dominique Ingres

Esta obra es uno de los más famosos ejemplos de pentimento; es el retrato del jefe de la policía de Roma, después de que Napoleón conquistara la ciudad; los investigadores sugieren que el busto del hijo de Napoleón estaba originalmente en el fondo, lo que no fue muy prudente luego de la derrota de su padre, así que el busto terminó siendo recubierto.

4

El niño muerto, o un saco de patatas, en la obra “Angel” de Jean-François Millet

Esta obra creada en el año 1859, muestra una pareja de campesinos en el campo, frente una cesta de patatas, mirándola fijamente; sin embargo, luego de un análisis con rayos X, se reveló que la canasta originalmente fue un pequeño ataúd.

5

Quizá te pueda interesar: 29 fotografías graciosas con las que no dejaras de reír

“Preparación de la novia”

Esta pintura fue una de tantas muestras no acabadas de escenas de la vida rural; en la década de 1960 la obra fue analizada con rayos X, y se demostró que en el diseño original el artista reflejó la preparación de la novia no para el matrimonio, sino para un funeral, pues la heroína fue dibujada muerta.

6

Comentarios